¿De qué hablo en el blog?

viernes, 15 de junio de 2012

Rouge in Love - Lancôme


Hace cosa de un mes, Sephora me envió una carta a casa con varios descuentos. La mayoría eran de esos que si te gastas 60-100€ de tan una muestra de algo de la misma marca.

Yo adoro las muestras. Me vuelven loca. Creo que lo que más me gusta de ellas es (a parte de que son gratis) que son pequeñitas y eso las hace ideales para llevar en el bolso "just in case".

Pues eso, en el catálogo de Sephora encontré una promo que no requería compra (bien por mi economía!!!) que consistía en acudir a tu tienda Sephora más cercana con la promo y la tarjeta sephora black y te regalaban un mini lápiz de labios de la nueva coleción de Lancôme: Rouge In Love. Me dieron a elegir entre 3 colores: un marrón, un rojo cantón y un coral.

La dependienta me dijo que definitivamente mi color era el coral (a día de hoy lo sigo dudando, me gusta como me queda pero no es de mis favoritos). Así que con el coral me fui.

En la publicidad de Lancôme Rouge In Love como virtudes de este pintalabios nos dicen que tiene 24 tonos (vale, esto sí es verdad), gran sensación de ligereza, hidratación, suavidad y color de alta intensidad que dura hasta 6 horas.

Pues bueno, en mi opinión no es tan magnífico como pretenden.

En primer lugar, yo no noto para nada que me hidrate los labios. De hecho creo que me los reseca.

En segundo lugar, la textura me parece demasiado pastona. Y como no tengas los labios perfectamente exfoliados te va a marcas todas y cada una de las pielecitas.

En tercer lugar, el color no dura mucho. Bueno, matizo. El color real brillante y bonito dura un par de horas como mucho (teniendo la boquita cerrada y sin beber ni comer nada). Luego se queda un color mate bastante feo. Yo tengo los labios muy ocuros y parece que me los haya frotado con un poco de acuarela naranja... Así que el día que me pongo este pintalabios me tengo que ir repasando el color cada 2-3 horas.

Por último, me parece caro, muy caro (26€). Como todos los labiales de la marca. Sinceramente, para gastarme ese dineral prefiero comprarme un Dior que me da mucho mejor resultado.

Vale, no sólo voy a decir cosas malas. Las dos cosas buenas que se me ocurren:

-No me gasté ni un euro y tengo un pintalabios más en mi colección.

-La publicidad es bonita.

¿Qué? ¿He sido demasiado mala? Eso tiene solución. Sres. de Lancôme, si quieren críticas excelentes yo les doy mi dirección y me envían más muestras. Estoy segura de que con 4-5 muestras cada mes se me ablandaría el corazón. O lo mismo no se me ablanda nada si siguen siendo productos que no cumplen mis expectativas... yo soy así!

Feliz viernes!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario