¿De qué hablo en el blog?

martes, 30 de abril de 2013

Uñas a todo color


Desde hace ya algún tiempo el mundo de las lacas de uñas está revolucionado. En España sobrevivíamos a base de los esmaltes de Astor, l’Oréal y Rimmel, vale y las más modernillas con los de Kiko y Sephora. Y seguro si hace 2 años nos dicen que hay gente que paga 12-14 € por un esmalte a la mayoría de nosotras nos hubiera dado un síncope (sinceramente, a mí me lo sigue dando!).

Pero desde hace varias temporadas la revolución de las lacas de lujo se ha impuesto y ahora todas soñamos con tener una OPI o una Essie en nuestro neceser.

A mí el tema de las uñas no es algo que me quite el sueño. De hecho el 99% de las veces las llevo algo largas y sin nada (tengo la parte blanca muy blanca así que hasta parece que lleve la manicura jiji).

Tengo varios esmaltes de Kiko, Sephora y Front Cover Cosmetics (más que nada porque me gusta que tengan una gran variedad de colores) y lo máximo que hago con ellos y utilizarlos para alguna cena o salida, porque total las uñas pintadas me duran (como mucho) 2 horas.

En veranito sí que me pinto las uñas de los pies para darle un toque alegre a mis outfits de pingüino, pero tampoco me esfuerzo mucho: para los pies cualquier cosa vale.

Bueno, todo esto para deciros que ni loca me gasto 12€ en una laca de uñas, así porque sí. Peeeeroooo… para eso están los descuentos/ofertas/promociones que tengo tendencia a acumular. El otro día me llegó un vale de 7,5€ + 2,5€ de Marionnaud (raro me parece porque para tener derecho al ticket hay que haberse gastado 100€ y hace tiempo que no compro allí, pero bueno, eso es otro tema!!).

Pues nada, con toda la alegría del mundo cogí mi vale y me fui a la Marionnaud de Rambla Catalunya (parece un hospital robado, por dios!) y como de cremas y maquillaje ya estoy cubierta, me puse a rebuscar entre los pintauñas.

Había OPI (pocos y muy feos) y Essie. Me tiré de cabeza a los Essie que costaban 12,25€ y después 30 min (sí, me costó mucho elegir el color) cogí un rosa muy primaveral llamado Cute as a Button.

La dependienta me miró con cara de pocos amigos (supongo que da rabia vender esmaltes de lujo por 2,25€!!!) pero al final fue mío!

A ver, la textura se nota que es diferente a la de los esmaltes de baratillo, se seca super rápido y el color me encanta pero… para lo caro que cuesta no dura todo lo que tiene que durar. Supongo que si ni cocinas ni fregas platos te puede durar hasta una semana, pero a mí me ha durado un día.

Lo dicho, que para 4-5 veces al año que me pinto las uñas voy a seguir minimizando el gasto en esmaltes, y los de lujo los reservaré única y exclusivamente para cuando tenga un BUEN descuento.

Pues ale, os dejo, que de tanto teclear se me va a desconchar el esmalte (más aún!!!!!).


martes, 23 de abril de 2013

Maquillaje Harlow



Hace unos meses una compañera de trabajo me regaló por mi cumpleaños un vale para un cursillo de automaquillaje.

El curso no fue tan profesional como esperábamos, pero nos reímos un buen rato, pasamos una tarde de lo más entretenida y aprendimos algunos truquillos nuevos. Os dejo el blog de la organizadora del curso:
http://jadorepersonalshopper.blogspot.com.es/

De hecho, lo que más nos gustó del curso fueron los productos utilizados. Yo destacaría: el corrector, el colorete/sombra y los pinceles. Todo ello de la marca Harlow.

Yo no conocía esta marca antes de ir al curso, porque según he podido leer se trata de maquillaje para profesionales y no los venden en las tiendas de cosméticos para el gran público.

Pero tranquilas, ¡no desesperéis!, como soy una googleadora empedernida no paré hasta encontrar LA tienda.

En una pequeña tienda del barrio de Gracia llamada Gotic (c/ Torrent de l’olla núm. 50, Barcelona) encontré los mencionados productos a un precio más que aceptable.

El corrector está disponible en 4 tonos (yo tengo el 20), es cremoso y muy cubriente. Aunque hay que tener cuidado con las arruguitas porque puede marcarlas un poco. Con muy poco producto consigue tapar toda la ojera así que aunque el bote os parezca pequeño os durará (MUCHO).
 ra
En el curso de maquillaje nos dijeron que algunas chicas incluso se maquillaban toda la cara con este corrector y que les iba fenomenal. Yo lo probé el sábado pasado y el resultado fue estupendo: con un pincel y muy poco producto puedes cubrir todas las diferencias de tono de la cara de manera muy natural, y no queda efecto máscara así que genial! Ojito, las que tengáis la piel grasa porque no matifica los brillos. El precio unos 12€.

En la tienda encontraréis varias sombras de la misma marca, pero que más me gustó fue la sombra rosa claro efecto talco -creo que era la 140- que es perfecta para usarla como colorete. Da un efecto buena cara inmediato!!! El bote es grandecito y el precio unos 13€.

Y el gran descubrimiento de la temporada: LOS PINCELES. En esta tienda encontraréis todos los pinceles habidos y por haber. ¡El paraíso!
Yo ya tengo algunos pinceles pero llevo tiempo deseando (y esperando que mi amorcito del alma ejem ejem me lo ofreza como presente ejem ejem) un estuche con los básicos.

Estuve mirando varios en la web Rada Beauty pero o me gasto un dineral en unos buenos o me gasto 20€ en unos pinceles que van a perder los pelillos en 3 días.

En Gotic encontré la solución: estuche de pinceles Harlow por 21,50!!!! Y estuche de pinceles Kryolan por 24,50!!!! Magnífico los dos. Además, según he leído en varias webs y foros la calidad de estos pinceles es excelente!

Así que para aquellas que como yo no puedan ni acercarse a los pinceles de MAC o a los nuevos de Professional Makeup Forever os recomiendo uno de estos dos estuches (los pinceles son diferentes así que mirad cuál se adapta más a vuestras necesidades).

domingo, 21 de abril de 2013

SPRING CAKE de fondant

El viernes pasado mi sobrina/prima cumplió 6 añitos y pensé que sería un bonito detalle prepararle un pastel muy girly y primaveral. Y por la cara que puso al verlo y lo poco que duró el pastel creo que fue un éxito rotundo. Aquí os dejo la receta:

BIZCOCHO DE CHOCOLATE:
275gr de chocolate fondant (yo usé el Nestlé)
225gr de mantequilla sin sal
150gr de azúcar normal
50gr de azúcar glas
7 huevos XL (si son L usad 8)
225gr de harina de repostería

1) Derretimos el chocolate al microondas, con cuidado de no quemarlo.
2) Batimos la mantequilla hasta que esté bien blandita y le añadimos el azúcar normal. Batir bien hasta que quede una mezcla suave.
3) Separar los huevos. Añadir las yemas una a una a la mezcla anterior. Mezclar bien. Añadir el chocolate y volver a mezclar hasta que esté todo bien integrado.
4) En otro bol, montar las claras al punto de nieve y añadirle poco a poco el azúcar glas.
5) Tamizar la harina y añadirla a la masa, alternando un poco de harina con un poco de claras montadas. Id mezclándolo despacio, con movimientos envolventes y mejor con una cuchara de metal o una espátula.
6) Precalentar el horno a 180ºC.
7) Forrar el molde con papel de hornear y margarina, para que luego podamos desmoldar bien el pastel. Verter la masa en el molde y hornear durante al menos 1h. (el tiempo dependerá de vuestro horno, pero no lo dejéis más de 1h15).
8) Dejar enfriar el bizcocho. Mejor si lo hacéis de un día para otro. 
9) Nivelad la parte de arriba del bizcocho para que quede plana y lisa. 
10) Abrid el bizcocho por la mitad para que luego podáis rellenarlo.

BUTTERCREAM DE FRESA
110gr de mantequilla sin sal
320gr de azúcar glas
2 cucharadas y media de puré de fresas frescas* (lavad las fresas y machadlas bien en el mortero)

 1) Batimos la mantequilla hasta que esté bien blandita (punto de pomada).
2) Añadimos poco a poco el azúcar glas y batimos bien.
3) Añadir el puré de fresas y mezclar bien.
4) Separamos las dos partes del bizcocho y rellenar con la buttercream -a mí me sobró puré de fresas así que puse un poco más por dentro-. Ponemos la parte de arriba del bizcocho.
5) Cubrimos todo el bizcocho con la buttercream de fresa. 


*Si no os gustan las fresas podéis añadir puré de otras frutas. Tendréis que ir jugando con la consistencia del puré y de la buttercream para que no os quede ni muy líquido ni muy denso. 

COBERTURA DE FONDANT
300gr de fondant blanco
50gr fondant rosa
50gr fondant azul
50gr fondant naranja
10gr fondant negro
20gr fondant amarillo

1) El día de antes deberéis armaros de paciencia y hacer las flores. Se hacen una a una, y lo bonito es que casi todas sean de formas y combinaciones de colores diferentes. De verdad, echadle paciencia y hacerlo sentaditos porque se tarda un BUEN rato. 
2) Sacad el bizchocho ya cubierto de buttercream y cubrilo con el fondant blanco que ya habréis aplanado previamente.
3) Para pegar las flores lo mejor es mojar un algodoncito con vodka o ginebra -alcohol blanco- y ponerle un poquito en la parte de atrás. Se pegan estupendamente y el alcohol no se nota porque se evapora. 

¡Ahora toca disfrutar del pastel! ¿Qué os parece el resultado?


[Las recetas y la decoración están inspiradas en el libro "Decorar Pasteles" de Lindy Smith]

viernes, 12 de abril de 2013

Rio Teppan Okonomi


Hace ya muchas semanas que tengo esto abandonado, y no por falta de material (tengo varias recetas y productos en el tintero!), sino por falta de tiempo y de ganas de sentarme a escribir. A ver si vuelvo a recuperar el ánimo y posteo más a menudo.

Hoy mi chico ha pasado a recogerme y hemos ido a comer a un restaurante japonés que me había recomendado una compañera de trabajo, me había advertido de que no se trataba de un restaurante japonés al uso, sino que el tipo de cocina era a la vez tradicional y sorprendente.

El restaurante se llama Rio Teppan Okonomi, está en el número 6 de un pequeño callejón llamado Minerva en Barcelona (entre Vía Augusta y Paseo de Gracia). Es pequeñito, unas 8 mesas, así que conviene reservar (655.118.370 – 633.756.352).

Nosotros hemos cogido un menú del día que me ha parecido bastante económico (10,30€), sobre todo teniendo en cuenta el precio casi prohibitivo de muchos restaurantes japoneses (excluyendo los Woks…).


De primero tenemos una sopa miso más un oniguirik (bola de arroz envuelta con alga y rellena de una pasta de atún, cebolla y salsa), o ensalada. 

La sopa miso era bastante consistente (cebolla, trocitos de carne, zanahoria y alguna verdura más) y era increíblemente sabrosa –para ser una sopa miso!!!!-.

Yo no soy muy fan de las algas y la bola de arroz me daba un poco de miedo, pero tengo que reconocer que el sabor era delicioso (el mérito es del relleno).

De segundo podemos elegir 3 platos: Okonomiyaki (una especie de pizza/crep japonesa con verduras), Yakisoba (hoy era de sepia y verduras) o un bol de arroz especial (según el humor del chef).

La estrella de este restaurante es el Okonomiyaki así que obviamente hemos pedido eso y también unos yakisoba.

La especie de pizza/crep estaba muy muy buena. Llevaba huevo, maíz dulce, cebollino, brotes de soja… y estaba cubierta por una salsa oscura muy densa y con un punto dulce. De verdad, vale la pena ir a este restaurante sólo por probar este plato sorprendente y delicioso.


Los yakisoba no estaban mal, pero no sé, quizás con carne me habrían gustado más. Pero bueno, esto va variando cada día así que quizás sólo haya sido “mala suerte”. ¡Ojo! Que no es que estuvieran malos, es que simplemente me habrían hecho más gracia sin la sepia.


No hemos pedido postre porque ya estábamos bastante llenos, pero por lo que he podido escuchar sí que tienen alguna cosilla aunque no entra en el menú.

Las bebidas sí que estaban incluidas, así que me parece que el menú de este restaurante japonés tiene una relación calidad/precio ideal.

¡Os lo recomiendo!