¿De qué hablo en el blog?

martes, 30 de abril de 2013

Uñas a todo color


Desde hace ya algún tiempo el mundo de las lacas de uñas está revolucionado. En España sobrevivíamos a base de los esmaltes de Astor, l’Oréal y Rimmel, vale y las más modernillas con los de Kiko y Sephora. Y seguro si hace 2 años nos dicen que hay gente que paga 12-14 € por un esmalte a la mayoría de nosotras nos hubiera dado un síncope (sinceramente, a mí me lo sigue dando!).

Pero desde hace varias temporadas la revolución de las lacas de lujo se ha impuesto y ahora todas soñamos con tener una OPI o una Essie en nuestro neceser.

A mí el tema de las uñas no es algo que me quite el sueño. De hecho el 99% de las veces las llevo algo largas y sin nada (tengo la parte blanca muy blanca así que hasta parece que lleve la manicura jiji).

Tengo varios esmaltes de Kiko, Sephora y Front Cover Cosmetics (más que nada porque me gusta que tengan una gran variedad de colores) y lo máximo que hago con ellos y utilizarlos para alguna cena o salida, porque total las uñas pintadas me duran (como mucho) 2 horas.

En veranito sí que me pinto las uñas de los pies para darle un toque alegre a mis outfits de pingüino, pero tampoco me esfuerzo mucho: para los pies cualquier cosa vale.

Bueno, todo esto para deciros que ni loca me gasto 12€ en una laca de uñas, así porque sí. Peeeeroooo… para eso están los descuentos/ofertas/promociones que tengo tendencia a acumular. El otro día me llegó un vale de 7,5€ + 2,5€ de Marionnaud (raro me parece porque para tener derecho al ticket hay que haberse gastado 100€ y hace tiempo que no compro allí, pero bueno, eso es otro tema!!).

Pues nada, con toda la alegría del mundo cogí mi vale y me fui a la Marionnaud de Rambla Catalunya (parece un hospital robado, por dios!) y como de cremas y maquillaje ya estoy cubierta, me puse a rebuscar entre los pintauñas.

Había OPI (pocos y muy feos) y Essie. Me tiré de cabeza a los Essie que costaban 12,25€ y después 30 min (sí, me costó mucho elegir el color) cogí un rosa muy primaveral llamado Cute as a Button.

La dependienta me miró con cara de pocos amigos (supongo que da rabia vender esmaltes de lujo por 2,25€!!!) pero al final fue mío!

A ver, la textura se nota que es diferente a la de los esmaltes de baratillo, se seca super rápido y el color me encanta pero… para lo caro que cuesta no dura todo lo que tiene que durar. Supongo que si ni cocinas ni fregas platos te puede durar hasta una semana, pero a mí me ha durado un día.

Lo dicho, que para 4-5 veces al año que me pinto las uñas voy a seguir minimizando el gasto en esmaltes, y los de lujo los reservaré única y exclusivamente para cuando tenga un BUEN descuento.

Pues ale, os dejo, que de tanto teclear se me va a desconchar el esmalte (más aún!!!!!).


No hay comentarios:

Publicar un comentario