¿De qué hablo en el blog?

domingo, 14 de septiembre de 2014

Look Boda en Verano

¡Hola! ¿Qué tal estáis?

Normalmente me da mucha pereza subir mis looks más que nada porque mi adorado novio tiene cero paciencia para hacerme fotos y como que haciéndolas yo sola pues no queda tan bien. Pero hoy quiero enseñaros mi outfit para una boda veraniega.


A finales de agosto se casó mi amiga Marta (Fabio&Marta os deseo todo lo mejor también desde aquí) y como después del viaje a Tailandia disponía de un presupuesto más bien reducido decidí reciclar el vestido (a ver, si Letizia y Kate Middelton lo hacen, ¿por qué yo no?).

La ceremonia empezaba a las 18h, y aunque el protocolo pide vestido largo para las bodas de tarde-noche, al ser al aire libre y en unos viñedos opté por un vestido tipo cóctel de gasa. 

El verano es ideal para atrevernos con los colores vivos y el verde creo que es un color precioso que anima mucho el outfit. Me puse un vestido de Traffic People que compré hace 6 años y que me he puesto en dos ocasiones (mayo 2008 en la comunión de mi primo y julio 2008 en el Paso de Ecuador de la Carrera). Os cuelgo un par de fotos (ay, qué joven...).

Mi problema siempre suelen ser los zapatos porque todos me hacen daño y más aún si tienen que llevar tacón y tengo que aguantar con ellos toda la noche. Así que dadas las circunstancias decidí probar suerte con los modelos de mi marca fetiche: UNISA. Buscaba algo con tacón pero no demasiado, de piel, cómodos, sin pedrería y a ser posible reutilizables. Mi idea inicial eran unos pumps nude pero cuando vi estos preciosos zapatos dorados me enamoré de ellos (pvp 99€).


Como en las bodas hay que llevar bolsos pequeños me compré un clutch beige con reflejos dorados por 8€ en una tienda de barrio. Fue todo un hallazgo, porque todos los que estuve mirando en Mango, Zara, Parfois... o eran muy brilli-brilli o se salían del presupuesto. 

Joyas llevé las justas porque no me gusta ir recargada: anillo de plata de un taller de artesanía de Tailandia, pulsera de cuerda de un templo budista (era de la suerte y no me la podía quitar!!!) y pendientes con piedrecita en verde de Fauna y Flora. 

El peinado consistía en dos trencitas laterales y un recogido en la nuca. Nada espectacular porque no tenía peluquera y tuve que hacérmelo yo en el hotel. 

En el maquillaje opté por potenciar los ojos con un smoky en verde con brillo en el lagrimal (sombras Sephora y l'Oréal), mucha máscara de pestañas (Bare Mirenals) y waterline marcada también en verde (lápiz de Makeup For Ever). Para no parecer un gusiluz a pesar del sol y el calor utilicé la base Mattitude de Astor en el tono nº12. Cejas trabajadas con el kit Focus&Fix de MUR y pómulos marcados con el bronzer irisado de Sephora tono nº2. Los labios los dejé naturales y sólo me puse un poco de bálsamo para hidratarlos. 

Os dejo algunas fotitos de la boda para que veáis qué guapísima estaba la novia y qué bonito era el sitio. ¡Ah, y si queréis probar el cava azul preguntad en Vins Grau

¿Qué os ha parecido el look? 


3 comentarios:

  1. Pues te favorece mucho el look y además nada mejor que reutilizar un vestido!
    Un besito guapa!

    ResponderEliminar
  2. El vestido es precioso. Te queda genial.

    Besos

    ResponderEliminar