¿De qué hablo en el blog?

domingo, 7 de octubre de 2012

RED VELVET CAKE

¡Hola a todos!

Hace casi un año que tenía ganas de hacer un Red Velvet (pastel que probé en Londres) y hasta la semana pasada no pude hacer realidad mis deseos reposteros.

Después de mirar un millón de recetas al final me decidí por la que aparece en www.elrincondebea.com  aunque introduje algunos cambios.

Así que el sábado pasado mi amorcito y yo pasamos la tarde metidos en la cocina, y el domingo el pastel fue devorado en cuestión de minutos por mi familia (ese era el objetivo, ¿no?).

Aquí os dejo la receta del RED VELVET CAKE:

Ingredientes para el bizcocho:
125gr de mantequilla
275 gr de azúcar blanquilla
2 huevos XL
280gr de harina de repostería (la del Mercadona va genial)
15gr de cacao (Valor)
1 cucharadita de levadura
1 cucharadita de bicarbonato
1 pizca de sal
240gr de buttermilk (luego explico cómo hacerla porque encontrarla hecha es una odisea...)
2 cucharadas de colorante rojo (nosotros usamos Squires Kitchen, dicen que el Wilton va fatal)
1 cucharadita de vinagre blanco
2 cucharaditas de azúcar avainillado

Elaboración:
1) Engrasamos un molde redondo (el nuestro es de unos 24cm y es de esos que se abren y te quedas sólo con la base).

2) Tamizamos en un bol la harina, el cacao, la levadura, el bicarbonato y la sal (esto serán los ingredientes secos).
2) Preparamos el buttermilk (leche cortada): mezclar 250ml de leche entera (la semi es incortable...) y una cucharada de vinagre blanco. Lo dejamos reposar 10minutos y ya estará. (Según otras bloggeras la leche se queda en plan mató o algo parecido... yo estuve esperando 15min y la leche olía a leche cortada pero su apariencia varió muy poco. Quizás hice algo mal... ni idea, el caso es que el pastel me quedó riquísimo, pero el buttermilk... bueno, digamos que no se convirtió en la especie de yogur que yo esperaba).

3) En otro bol mezclamos el buttermilk, el vinagre y el colorante rojo (esto serán los ingredientes líquidos).

4) Batimos la mantequilla (a temperatura ambiente) con el azúcar (blanquilla y avainillado) hasta que haya blanqueado.
5) Añadimos los huevos (uno a uno y mezclando bien) al bol que contiene la masa de mantequilla y azúcar. Batir bien.

6) Añadir 1/3 de los ingredientes secos. Mezclar. Añadir 1/2 de los ingredientes líquidos. Mezclar. Añadir otro 1/3 de los ingredientes secos. Mezclar. Añadir el resto de ingredientes líquidos. Mezclar. Y añadir el resto de los ingredientes secos. ¿Y ahora qué? ¡Pues a mezclar!

7) Precalentar el horno a 175ºC.

8) Si habéis escogido hacerlo en 2 moldes, separad la masa y echad la mitad en cada molde. Nosotros lo hacemos todo en un molde y luego lo cortamos. Así que a vuestra elección.

9) Hornear el bizcocho unos 40min (1 molde) o 30min (2 moldes más pequeños). El horneado dependerá de vuestro horno. Comprobad con un palillo que esté bien hecho.

10) Dejar enfriar totalmente el bizcocho y desmoldar.
11) Un vez frío y asentado, cortaremos el bizcocho por la mitad para luego rellenarlo con el frosting.

Ingredientes frosting:
400gr queso de untar (tipo Philadelphia)
125gr de mantequilla
3 cucharaditas de azúcar avainillada
300gr de azúcar glas

Elaboración:
1) Mezclar todos los ingredientes hasta que consigamos una textura suave.

2) Intentar no comernos todo el frosting antes de rellenar el pastel (yo casi no lo consigo, suerte que mi gatito con botas se interpuso entre el frosting y yo... en fin, este es uno de los mejores frostings que he probado. Sabe como a leche condensada o chocolate blanco... no sé, pero está riquísimo).

Montaje:
1) Cortamos el bizcocho en 2 partes.
2) Untamos con frosting una de las partes (una capa gordita) y cuando esté listo ponemos la otra parte del bizcocho encima.
3) Cubrimos todo el bizcocho con el frosting.
4) Como queda muy blanquito queríamos ponerle unos corazoncitos de esos comestibles pero se habían agotado, así que mi chico tuvo la genial idea de utilizar el poquito frosting que nos sobró para decorar. Así que lo teñimos con colorante rojo y le hicimos unos puntitos rojos al pastel.

5) Lo metemos mínimo unas 2h en la nevera y ale, ya podemos comernos el red velvet a topitos.




1 comentario:

  1. ¡Gracias a Dios! Por fin una persona que hace el Red Velvet de verdad. ¡Y sin Termomix ni nada! ¡Que el de verdad lleva vinagre! ¡Y porque sea de color rojo no es red velvet! Gracias Gatita, a ver si entre tu blog y el mío hacemos aprender a tanto "listillo" que hay por ahí; la repostería; la cocina en general es bonita, divertida y lo que tú quieras; pero no hay medias tintas, cada plato lleva su tiempo y trabajo y cada cosa tiene su nombre... Vamos que un cocido sin garbanzos, no es un cocido aunque algunos se empeñen en llamarlo "cocido light" je, je

    ResponderEliminar