¿De qué hablo en el blog?

jueves, 1 de mayo de 2014

BIZCOCHO DE YOGUR AL TOQUE DE VAINILLA

¡Hola a tod@s!

Hoy me apetecía hacer un bizcocho pero no tenía ganas de hacer nada demasiado complicado así que me he acordado del típico bizcocho de yogur que hacía mi madre. Sí, esa época en que los pasteles se hacían para merendar y no para subir a Instagram, esa época en la que nuestras madres no pesaban los ingredientes ni usaban las cucharillas medidoras sino que o lo hacían a ojo o la medida era un vaso de yogur... 

Pues eso, que me ha entrado la nostalgia de los pasteles de mi mami y he hecho mi propia versión (a ver, estamos en la era de las redes sociales, tampoco iba a hacer la versión básica!!) del bizcocho de yogur y aquí os dejo la receta.

Recordar que los ingredientes vamos a medirlos con el vaso de yogur.



BIZCOCHO DE YOGUR AL TOQUE DE VAINILLA

Ingredientes

1 yogur natural (yo tenía Activia Edulcorado en la nevera así que ese ha caído)
1 vaso de aceite de girasol
1 vaso y 2/3 de azúcar 
3 vasos de harina
3 huevos 
1 sobre de levadura Royal (16gr)
3 cucharaditas de pasta de vainilla (opcional, sino queréis pues será bizcocho de yogur normal)
1 puñado de pepitas de chocolate


Elaboración

1) Mezclamos en un bol el yogur, los 3 huevos, el azúcar y el aceite. Nos quedará una mezcla muy clarita. 

2) Tamizamos la harina y la levadura, y la incorporamos poco a poco en la mezcla. Vamos batiendo bien hasta que nos quede una masa homogénea. 

3) Añadimos la vainilla (al gusto) y volvemos a mezclar bien. 

4) Añadiremos las pepitas de chocolate y las integraremos en la masa con la ayuda de una espátula. 

5) Precalentamos el horno a 180ºC. Cuando esté caliente vertemos la masa en un molde (yo he utilizado uno de silicona) bien engrasado y hornearemos el bizcocho sólo por debajo durante 35min aproximadamente (dependerá de vuestro horno!).

6) El bizcocho se va haciendo lentamente y la parte de arriba adquiere un tono marrón pero no os preocupéis porque no es quemado. Bueno, a no ser que lo hayáis dejado 2h y entonces sí será una buena costra quemada. El que avisa...


Y ya tenéis vuestro bizcocho listo. Si queréis decorarlo podéis ponerle un poquito de azúcar glas por encima. El bizcocho queda muy esponjoso y de un color amarillo súper bonito gracias a la vainilla.

Os recomiendo que si utilizáis pasta de vainilla utilicéis una de calidad para que el sabor no sea demasiado artificial. En mi caso he utilizado la Pasta de Vainilla Concentrada de Home Chef, la podéis encontrar en muchas tiendas de repostería, yo la he comprado en la tienda de mi barrio Lorenas' Sweets

8 comentarios:

  1. Qué rico!!!!!!! besos guapa.
    www.amglez.com

    ResponderEliminar
  2. Ay la verdad es que tiene una pinta estupendisima!

    ResponderEliminar
  3. El próximo que sea de chocolate, o mejor que sea mixto

    ResponderEliminar
  4. Ay señóh, qué buenísima pinta! Y la receta me viene genial para este sábado que celebro mi cumple!! Lo probaré y te digo ;) Muy buena entrada! Muack!

    ResponderEliminar
  5. Tiene una pinta estupenda.

    ¡Un beso desde Concha Vela!

    http://conchavelablog.wordpress.com/

    ResponderEliminar
  6. Mi madre lo hace más o menos así y está buenísimo. Un beso!

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que este es mi bizcocho favorito, es el que hago casi siempre y me gusta mucho como queda, súper esponjoso y un sabor buenísimo
    Acabo de descubrir tu blog y me ha gustado mucho así que tienes nueva seguidora
    Un besazo enorme
    Thiscanbeperfect.blogspot.com

    ResponderEliminar