¿De qué hablo en el blog?

miércoles, 16 de diciembre de 2015

¿CUÁNTO CUESTA UNA BODA?

Ya lo he comentado en algún post, pero como me hace muy feliz os lo vuelvo a decir: mi chico y yo nos casamos en mayo de 2016!! Durante los próximos meses voy a dedicar algunos post al tema Bodas y espero que os sirvan de ayuda o que al menos sintáis que no estáis solas y perdidas en este universo bodil.

El primer tema es quizás el más espinoso y es que vamos a hablar de dinero.


¿Cuánto cuesta una boda?

Pues depende. (Menuda ayuda soy eh!). Para empezar depende de la Comunidad Autónoma, así que amig@s de Madrid y Cataluña ¡agarraos que vienen curvas! También depende de si la boda la hacéis en una gran ciudad, los alrededores o en un pueblecito. Hacerlo en un restaurante/hotel de la capital es bastante más caro que hacerlo a las afueras, y la verdad, es que los menús que he podido ver en hoteles 4* en Barcelona palidecían cuando los comparabas con los de restaurantes/masías de las afueras.

Dicho esto, hay dos puntos muy importantes: el número de invitados y el tipo de bodaJugando con estos dos puntos el presupuesto se puede desbordar más o menos, ya que una boda de 150 invitados en una casa rural seguramente saldrá igual o incluso más económica que una boda de 60 invitados en un restaurante elegante.

Lo primero que tenéis que tener claro es el número aproximado de invitados, a partir de ahí ya podréis empezar a hacer números.

Lo segundo que tenéis que tener claro, y quizás lo más importante, es que no tenéis que meteros a organizar vuestra boda si no disponéis del “capital inicial”. Igual que para constituir una sociedad se necesita un desembolso inicial de dinero, para una boda también. Hay mucha gente “happy” por el mundo que cuenta casi totalmente con las aportaciones de los invitados…MEEEC, ERROR!! 

El 90% de nos novios NO cubre los gastos que una boda supone, y el 80% de los invitados os darán esa aportación un par de semanas antes de la boda o el mismo día, y OH sorpresa, ese día ya deberéis tenerlo casi todo, por no decir todo, pagado así que como os decía antes, si no disponéis de ese “capital inicial” ya podéis posponerlo un añito más y empezar a ahorrar.

Cuando pensamos en una boda creemos que los gastos van a ser 5 : el banquete, el fotógrafo, el traje de la novia y el del novio y el viaje. Si pensáis eso… MEEEC, ERROR! Cuando os metáis de lleno en el mundo de las bodas veréis que hay 700000 millones de gastos más con los que nos contabais o sí pero poco y que se hacen prácticamente indispensables…
Invitaciones, Detallitos para los invitados, Flores, DJ, Vídeo, Photocall, Figuritas, Liga, ropa interior y demás, Joyería para los novios, Maquillaje, peluquería, manipedi para la novia…

Y paro ya que tampoco quiero que os dé un patatús. Así que como hay tantos gastos, tenéis que fijaros un presupuesto para TODO y sobre todo que sea REALISTA.

Así, para que os hagáis una idea… una boda en Cataluña, con 60 invitados, en un restaurante elegante de la costa, con fotógrafo pero sin vídeo, y una luna de miel potente son unos 20.000€. Parece mucho dinero, y lo es, pero empiezas a sumar de aquí y a sumar de allá… y los importes suben de 200€ en 200€ así que con cuatro tonterías nos plantamos en 4 ceritos.

Nosotros teníamos muy claro hasta cuánto nos queríamos y podíamos gastar, y a qué puntos de la boda le dábamos prioridad. Esto es primordial si tenéis un presupuesto ajustado. Nuestras prioridades eran la luna de miel (a los dos nos encanta viajar y no queríamos renunciar a pegarnos unos VIAJAZO) y en el banquete (que los invitados coman bien y el producto sea de calidad). Esto nos ha obligado a buscar alternativas más económicas en los trajes, el maquillaje/peluquería y las invitaciones.


Por tanto, y a modo de resumen, tenéis que tener claro:
  • De cuánto capital inicial disponéis.
  • Cuántos invitados tenéis.
  • Qué tipo de boda queréis hacer.
  • Cuánto dinero esperáis recaudar (en este punto recomiendo ser realistas e incluso un poco pesimistas, que luego vienen los disgustos y es peor).
  • Cuáles son vuestras prioridades.
  • Y una vez decido esto, FIJAD EL PRESUPUESTO. Y no lo cambiéis a no ser que os toque la lotería. Es muy fácil pasar de una boda de 10.000€ a una de 30.000€ sólo por los detallitos (que si me compro un vestido más bonito, que si los zapatos también tienen que ser más buenos, que si le pongo lazos a las sillas y a los árboles, que si voy a encargar una tarta de fondant… os liaréis y se os irá de las manos, así que FIJAD FIJAD FIJAD).

Una herramienta que nos ha ido genial para ir controlando los gastos ha sido el apartado Mi Presupuesto de Bodas.net. 

No me patrocinan ni nada por el estilo eh, pero os aseguro que es realmente útil. Ellos ya os dan una base donde ponen los gastos “normales” de una boda y un precio aproximado, vosotros podéis ir borrando o ampliando la lista, cambiando los precios e introduciendo los pagos que vais haciendo.

Espero que os haya gustado este post y si estáis organizando vuestra boda que os sean útiles los consejos. 

1 comentario:

  1. Nosotros hicimos una boda con pocos invitados y sin demasiados extras, así wue nos ajustamos bastante al presupuesto con el que contábamos! :)

    ResponderEliminar