¿De qué hablo en el blog?

viernes, 3 de febrero de 2012

GUINNESS CAKE

Hola a tod@s,

Nunca antes me había planteado escribir un blog porque soy bastante inconstante para estar cosas, pero desde hace unos meses me apetece compartir con la gente mis recetas, mis libros, mi música…

Lo cierto es que no sé si le interesará a alguien, pero a mi me hace ilusión así que ¡a ello voy!

Este domingo es mi cumpleaños. 24 primaveras. Para celebrarlo he hecho un pastel para mis compañeros de despacho. ¡Y les ha encantado! (Con un poco de suerte los haré adictos a mis tartas y me renovarán el contrato). Para ser totalmente sincera, no habría podido hacer el pastel sin la inestimable ayuda de mi chico (mil gracias, cielo!).

En el despacho ha triunfado tanto que me han pedido la receta, así voy a compartirla también con vosotros para que podáis disfrutarla.

El pastel es de chocolate y Guinness, con un delicioso frosting de queso y nata. Este pastel lo probé este verano en Londres, y a mi vuelta a Barcelona no paré hasta encontrar la receta ideal e intentarlo en casa. Et voilà! Se ha convertido en uno de mis “cakes” estrella.


-GUINNESS CAKE-


Ingredientes para el bizcocho preferible 24 a 26 cm. diámetro:
250 ml. de cerveza negra Guinness
250 grl de mantequilla (o margarina, lo que tengáis en casa)
75 gr. de caco en polvo tamizado (Valor sin azúcar, sino queda demasiado dulce)
350 gr. de azúcar
140 ml. de nata líquida para montar 35% MG
2 huevos grandes
1 cucharadita de vainilla líquida (yo prefiero la vainilla en polvo, y se pone junto los ingredientes secos)
250 gr. de harina de repostería tamizada
2,5 cucharadas de bicarbonato

* Es importante que separéis los ingredientes secos de los húmedos. Y que vayáis incorporandolo todo según la receta. Al llevar cerveza es un poco “delicado”.

Ingredientes para el frosting (Sale mucho frosting, así que podéis hacer menos, si preferís)

300 gr. de queso tipo Philadelpia
150 gr. de azúcar glas (o poner 110gr de azúcar glas + 10gr de azúcar avainillada)
400 ml. de nata líquida de 35 % para montar


Preparación del bizcocho:
En un cazo ponemos a calentar a fuego bajo, sin que nos llegue a hervir la mantequilla cortada a trozos y la cerveza.
Vamos moviendo hasta que se derrite la mantequilla, retiramos del fuego y reservamos.
En un bol ponemos el azúcar, la harina y cacao tamizados, bicarbonato y mezclamos todo bien hasta tener un color uniforme.
En otro bol ponemos todos los ingredientes líquidos: nata líquida, los huevos, la vainilla y batimos todo bien (se puede hacer con la batidora de varillas aunque yo lo hago a mano). Incorporamos la cerveza mezclada con la mantequilla (estará tibia) y lo integramos todo bien
Incorporamos a la masa líquida los ingredientes secos. Mezclamos todo hasta tener una masa uniforme.  (El resultado es bastante líquido, no os asustéis)
Distribuimos la masa en un molde preparado con mantequilla y harina e introducimos en el horno que estará precalentado a 180º unos 50 a 60 minutos.
(Más o menos 1h, dependerá del horno y de lo grande que sea el molde. Para saber si está listo hay que meterle un palillo y si sale seco ya está!).
Sacamos, dejamos enfriar, desmoldamos y lo ponemos en el plato donde vayamos a servir y presentar nuestra tarta. (Si queréis ponerle frosting dentro, hay que esperar que se enfríe y luego partirlo por la mitad –venden unos arcos para cortar pasteles, aunque podéis hacerlo con cuchillo si tenéis buen pulso).

Preparamos el frosting:
Monta la nata con la batidora o a mano. Añadir el queso gradualmente y el azúcar. Id probándolo para que quede a vuestro gusto de azúcar y acidez. No tiene que ser súper dulce. Los movimientos tienen que ser suaves porque sino se bajará la nata y quedará demasiado líquido. Tiene que quedar un poco compacto. Antes de ponerlo sobre el pastel, hay que meterlo un poco en la nevera para que quede más firme.

Una vez este hecho y montado todo el pastel, es mejor ponerlo en la nevera mínimo unas 2h. La decoración es totalmente personal. El original sólo lleva frosting arriba y nada más… pero podéis ponerle unas virutas de chocolate, un poco de cacao sin azúcar espolvoreado… ;-) DISFRUTADLO!!!


2 comentarios:

  1. Veo que te has atrevido con ésta tarta, yo aun la tengo en pendientes. La verdad es que tengo que confesar que lo mio es más la cocina que la repostería... Pero vamos, que cuando me pongo, me pongo y las tartas que he publicado puedo decir que son riquísimas todas.
    Tomo notaaaa!!
    Otro saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Ya has intentado preparar esta tarta? He estado cotilleando tu blog (me gusta el título jeje) y he visto que tienes muchísimos platos! Yo la verdad es que a parte de tartas suelo cocinar muchas otras cosas -bastantes de ellas he visto que tú también- aunque sólo suelo poner los platos / tartas más "espectaculares" aquellos que la gente piensa: uff qué difícil, más que nada para animarles y decirles: si yo puedo y hace 3 años no sabía ni hacer una tortilla, vosotros podéis!!
      Quizás me anime a postear platos más "de cada día". Gracias por la inspiración.

      Eliminar