¿De qué hablo en el blog?

domingo, 26 de febrero de 2012

Una comida a la italiana: RISOTTO y TIRAMISÚ


El fin de semana toca a su fin, pero para animaros os propongo dos recetas sencillas (TIRAMISÚ y RISOTTO) que transformarán un día aburrido en un interesante viaje a Italia.

Como durante la semana no tengo mucho tiempo para cocinar, los findes intento hacer cosas elaboradas y que me ayuden a salir de la rutina. Este fin de semana ha sido más bien italiano así que he hecho: pizza casera, tiramisú y risotto.

La receta de la pizza no la voy a poner porque es demasiado fácil: harina especial para pizzas, agua, aceite y sal... mezclar... dejar reposar... y extender la masa. Probadlo y no volveréis a llamar a Telepizza.

El tiramisú está mucho mejor si lo hacéis de un día para el otro; así que tened un poquito de previsión y hacedlo 1 o 2 días antes de cuando tengáis previsto consumirlo.

Yo no había hecho nunca este postre porque me daba un poco de miedo lo de montar las claras -antes no tenía varillas eléctricas-, pero he descubierto que es súper fácil y rápido de hacer. Ahí va la primera receta:

TIRAMISÚ (Para 6 personas)

Ingredientes: 2 claras de huevo, 4 yemas, 100gr de azúcar, 450gr de mascarpone, 10 bizcochos de soletilla (yo he utilizado los savoiardi), unas 10 tacitas de café bien fuerte, 4 cuadraditos de chocolate negro fondant y cacao en polvo para espolvorear (Valor sin azúcar).

Elaboración:
En primer lugar, hay que preparar unas 2 cafeteras de café bien fuerte. Y dejar que el café se enfríe un poquito.

Después, cogemos un recipiente grande y batimos las yemas con el azúcar hasta tener una crema algo espumosa. Poco a poco le vamos añadiendo el mascarpone y continuamos batiendo.

Cogemos otro recipiente y montamos las claras a punto de nieve con una pizca de sal. Cuando estén bien firmes las incorporamos a la mezcla que tenemos en el recipiente grande y lo mezclamos bien. [En muchas recetas primero montan las claras y luego hacen la otra mezcla, pero personalmente pienso que en este orden es mejor ya que las claras no se bajan ni sueltan liquidillo]

Cogemos un molde rectangular y añadimos una capa de bizcochos savoiardi (yo utilicé 10) en el fondo y los empapamos con el café. Los bizcochos deberán quedar tiernos pero mantener el centro un poco duro. Si os pasáis echando café, el tiramisú quedará demasiado líquido y los bizcochos se irán deshaciendo.

Cubrimos los bizcochos con una capa de la crema de mascarpone y rayamos los cuadraditos de chocolate negro por encima. No uséis todo el chocolate, reservad un poco para la próxima capa. Hecho esto, añadimos una capa más de bizcochos (otros 10) que ya habréis empapado previamente en café. Aquí le ponemos una capa bien gruesa de crema. Mezclamos una cucharada de chocolate en polvo Valor con el chocolate rayado (a mí me pierde el chocolate así que no escatimo...) y lo espolvoreamos por encima.

Lo metemos en la nevera y como muy pronto lo consumiremos pasadas 4 horas, no obstante, intentad resistiros a la tentación (es grande, lo sé!) y esperaos hasta el día siguiente. Y... ¡A disfrutar vuestro TIRAMISÚ!

¡Ojo! En muchas recetas se le añade amaretto para empapar los bizcochos, pero como a mí no me gusta, sólo le puse café.

Y la segunda receta es más larga de hacer -aquellos que no tengáis paciencia absteneros de hacer risotto- pero es bien simple.

RISOTTO DE SETAS Y ESPÁRRAGOS VERDES 

(Para 2 personas; si sois más, sólo tenéis que aumentar las cantidades aunque tampoco os emocionéis porque mi pareja y yo solemos hacer platos abundantes)

Ingredientes : 180gr de arroz bomba, ½ litro de caldo vegetal (podéis comprarlo hecho o hacerlo vosotros. Nosotros lo hicimos en casa para así tener reservas de caldo y hacer puré con las verduras), 50gr de setas shitake deshidratadas (podéis usar champiñones normales, pero las shitakes le dan más sabor) 80gr de espárragos verdes, 2 cebollas charlotas (o 1 de las normales), 1 diente de ajo, 20gr de queso parmesano, 2 cucharadas de aceite de oliva, sal y un vasito de vino blanco.

Elaboración:
Hay que picar la cebolla y sofreírla en una cazuela con aceite hasta que quede pochada. Añadimos el ajo picadito, las setas cortadas bien finas y los espárragos verdes troceados. Rehogamos las verduras y luego le añadimos el arroz. Lo removemos bien durante un minuto para que el arroz se impregne bien del sofrito. Echamos el vasito de vino y removemos. 

A luego lento vamos incorporando el caldo cacito a cacito. Este es el momento en el que debemos ser pacientes. El arroz tiene que ir absorbiendo poco a poco el caldo, por tanto, hay que vigilar que el arroz no se quede sin caldo pero tampoco ahogarlo. Tiene que quedar cremoso y al punto, ni caldoso ni blanduchón. Esto nos llevará unos 20 minutos aproximadamente. Tenéis que ir removiendo el arroz delicadamente para que se vaya hinchando y coja el sabor de las verduras y del caldo.

Cuando esté prácticamente listo le añadimos sal al gusto y removeremos. Y justo antes de servir le añadiremos el parmesano. La idea es que el arroz quede bastante cremoso y que el queso se funda lentamente. Le damos un par de vueltas en la cacerola y ya tenemos listo nuestro risotto.



Un vez más espero que disfrutéis de mis recetas y de la buena cocina. Con tiempo y ganas es muy sencillo comer bien.


Os dejo que voy a una cafetería nueva de la que me han hablado... mañana os contaré qué tal.

1 comentario:

  1. Gatita con tacones! te propongo una cosa para el tiramisú: compra cookies, las del Bonpreu mismo y galletas maria, eso utilizalo para la base (la primera doble) y para la intermedia, en lugar de los bizcochos. Y no utlices huevo para hacer la crema mezcla Philadelphia, mascarpone y nata. Ya veras.... está delicioso!!!!

    ResponderEliminar