¿De qué hablo en el blog?

jueves, 9 de enero de 2014

PLATAFORMA POR LA HOMOGENEIZACIÓN DE LOS CRITERIOS CROMÁTICOS DE LOS BRICKS DE LECHE

Hoy no voy a recomendaros nada, hoy voy a hablaros de algo muy pero que muy controvertido (por lo menos en mi cabeza, donde he mantenido multitud de debates, coloquios y ponencias internos sobre esta cuestión).

No, no voy a hablaros de la imputación (ahora sí, ahora no) de la Infanta.

No, no voy a hablaros de las pretensiones independentistas de Arturito Mas.


Os voy a hablar de algo mucho más importante y que nos afecta a todos. Os voy a hablar de… (redoble de tambores)… los colores de los bricks de leche.


Atónitos os he dejado, lo sé, levantaos del suelo los que os hayáis caído de la silla y leed con atención.

Hace un par de años que el tema de los colores de la leche me inquieta profundamente (desde que me independicé y tuve que empezar a ir al súper a comprar víveres).

Empecemos por lo básico, normalmente se usan tres colores para identificar la cantidad de materia grasa que contiene la leche (dejemos a parte las leches de avena, arroz, soja y otras plantas…que sino tendría que hacer un post demasiado largo y no tengo tanto tiempo). Vuelvo a los colores que yo solita me pierdo. Pues eso, 3 colores: rosa, verde y azul.

Parece sencillo, ¿no? Cada tipo de leche tiene su color y todos contentos. PUES NO.

Para empezar, los de ATO y Central Lechera Asturiana son unos rebeldes y en vez del rosa usan ¡el ROJO!

Y ya entrando en el quid de la cuestión… ¿Os habéis fijado que cada marca tiene un criterio cromático? Me explico, en vez de quedar todas las Lecheras en que la leche semidesnatada (por poner un ejemplo) será la de color azul y así facilitar la vida a los consumidores (a los despistados que cogen el primer brick de pillan, a los que van sin gafas de cerca y no leen las letras o a los que tienen inquietudes tan profundas como yo…) pues no, se creen diosas de la leche,  juegan con nosotros y cada una hace el brick del color que le da la gana. INDIGNANTE.

Desde aquí propongo la creación de la PLATAFORMA POR LA HOMOGENEIZACIÓN DE LOS CRITERIOS CROMÁTICOS DE LOS BRICKS DE LECHE.

Mis propuestas son las siguientes:

Leche entera: COLOR ROSA. Porque el rosa nos recuerda a mofletes gorditos, a la cerdita Peggy y a nubes de chuchería. Cosas con grasa, así que tiene todo el sentido del mundo que la leche entera sea rosa.

Leche desnatada: COLOR VERDE. Porque el verde es ligero, es healthy, es cool, es zen y nos da ese rollito bio/eco que está tan de moda. Así que al agua blanquecina, digo… a la leche desnatada, le será de aplicación el color verde.

Leche semidesnatada: COLOR AZUL. Porque el azul… no es ni chicha ni limoná. Es un quiero y no puedo, igual que la semi. Quiere ir de sana pero se queda en el intento, y no sé, podría ser de cualquier otro color, pero ya que el azul está tan extendido en el mundo de las leches, sigamos usándolo pero correctamente: la semi en el envase azul.

¿Y con el rojo qué hacemos? Pues el rojo no se usa y punto. Es un color demasiado agresivo para aplicarlo a un producto básico como la leche, ¡por dios!

Y ya para acabar, y con la intención de remover vuestras entrañas y que reflexionéis largo y tendido… os lanzo la siguiente pregunta: ¿hay algo más inútil e incómodo que el nuevo formato de brick de Leche Pascual? (mi madre lo odia a muerte porque no se apila bien).

Pues nada, os dejo reflexionar y os deseo un feliz jueves.

P.D. Las propuestas cromáticas también son de aplicación a las botellas o cualquier otro recipiente que contenga leche y esté destinado a la venta al público.

P.D.2. Cualquier interpretación seria de este artículo de opinión puede afectar gravemente a su salud (mental y tal).

No hay comentarios:

Publicar un comentario